El ‘cumple’ de Barack y de José Luis

Por esas cosas que a veces tiene la vida, el azar o la política, hoy cumplen años dos presidentes, que además son -o, casi mejor dicho, eran- especialmente carismáticos, Barack Obama y José Luis Rodríguez Zapatero, que cumplen 50 y 51 años respectivamente. Deseándoles, por anticipado, lo mejor para ellos en un día tan especial como hoy, creo que podríamos estar de acuerdo en que ambos han vivido, muy posiblemente, aniversarios algo mejores que el que celebrarán en este caluroso día del mes de agosto de 2011. Si hoy se llaman por teléfono, más que para felicitarse, que también, seguramente será para contarse las penas, políticas y económicas mayormente, aunque para un presidente estas penas acaben resultando casi siempre, en mayor o menor medida, también íntimas y personales. En cualquier caso, estos últimos días parece que están resultando algo mejores o menos malos para Obama que no para Zapatero, que hasta ha tenido que interrumpir sus bien ganadas y merecidas vacaciones en Doñana. Lo digo, porque cuando descansa él, creo que también descansamos ahora la mayoría de españoles. La única ventaja que en estos momentos parece tener nuestro querido presidente sobre el también querido mandatario norteamericano, es que el próximo año no dirigirá ya nuestro país, ni será ni siquiera diputado, así que, si lo desea, se podrá dedicar a dar charlas por aquí y por allá sobre la Alianza de las Civilizaciones, o a dar consejos a Mariano Rajoy o a Alfredo Pérez Rubalcaba sobre cómo salir de la crisis (¿?), o a escribir sus memorias. En cambio, el bueno de Barack Obama se encontrará dentro de doce meses ya en precampaña para las próximas presidenciales, intentando esquivar los disgustos que seguramente le ocasionarán tanto desde el Tea Party como desde una parte de su propio partido. Pero bueno, como hoy es hoy, no cabe descartar que Barack y José Luis acaben recibiendo a lo largo de esta jornada algún bonito obsequio, aunque sólo sea una “caja roja” de Nestlé que decidan regalarse ellos mismos, porque en principio parece poco probable que puedan recibir muchos más presentes, sobre todo de los mercados o de la oposición. Por cierto, que ayer, cuando la vicepresidenta económica, Elena Salgado, dijo que hay motivo de “preocupación” por el comportamiento de los mercados, pero que al menos ella no calificaría la situación de “gravísima”, pensé en una de las secuencias más brillantes de la magistral película de Billy Wilder Uno, dos, tres, en concreto, cuando el personaje que interpreta Horst Buchholz, debe decir en un momento dado que “la situación es preocupante, pero no desesperada”, pero se equivoca -o acierta- y dice que “la situación es desesperada, pero no preocupante”. Pues eso, que la situación quizás sea desesperada, pero para nuestro querido Gobierno es todavía sólo preocupante. Sea como sea, feliz “cumple”, de verdad, para Barack y para José Luis, y para todas aquellas personas que también hoy cumplen años.

Acerca del autor

admin

Otras entradas por

Sitio web del autor

04

08 2011

La publicación de comentarios está cerrada.