Una buena alcaldesa

El 19 de junio de 2007 publiqué unos ‘duendes’ dedicados a quien ha sido nuestra alcaldesa a lo largo de estos últimos cuatro años, que entonces empezaba su mandato y que titulé precisamente así, Aina Calvo. “Desde el pasado sábado, todos los ‘duendes’ de la ciudad tienen también nueva alcaldesa, Aina Calvo, y aunque creo que había algunas dudas sobre cómo sería recibida la nueva alcaldesa en esta sección, todos los ‘duendes’, sin una sola excepción, me han pedido que le transmita a Aina Calvo y a todo su equipo de gobierno su enhorabuena más sincera y de todo corazón, enhorabuena a la que también me sumo yo”, escribí entonces, y también que todos los ‘duendes’ le deseaban a Calvo y a su equipo, “de verdad y de corazón”, toda la suerte del mundo, “porque su suerte será también la nuestra, la de nuestra querida ciudad”. Por razones que todos conocemos bien, y que van más allá de echar las culpas simplemente a uno u otro partido político, la pasada legislatura ha sido en nuestra Comunidad la más compleja, agria e inestable de las vividas desde 1983, de forma especial en algunas de las principales instituciones, incluido el consistorio palmesano. Esto explicaría, al menos en parte, los resultados electorales del pasado domingo, con una victoria clara e inapelable, por mayoría absoluta, de un renovado PP, también en nuestra ciudad, de la mano de Mateo Isern. La percepción -buena o mala- de la actuación de un equipo de gobierno suele depender casi siempre de muchos factores, entre otros de nuestras propias ideas políticas, de la valoración que hacemos de los aciertos y de los errores realmente cometidos, y, por qué no decirlo, del mayor o menor grado de apoyo, de crítica o incluso de ensañamiento, en función de determinados intereses, de los medios de comunicación. Por lo que respecta a mi propia percepción personal, como periodista y también como ciudadano, sobre la gestión del equipo que ha liderado Aina Calvo, he de reconocer que es bastante positiva. Para mí, ha sido una buena alcaldesa. El nombre de Aina Calvo y el de personas como Andreu Alcover, Begoña Sánchez, Cristina Ferrer, Yolanda Garví, Nanda Ramon, Joaquín Rodríguez o mi admirado y llorado Paco Donate estará para siempre ligado, al menos para mí y para varios miles de ciudadanos más -incluidos votantes no socialistas-, a un equipo de gobierno honesto, responsable, serio y muy trabajador. ¿Que se cometieron errores? Sin duda, pero también es cierto que a partir de una determinada edad nos acabamos dando cuenta de que, aunque no queramos, todos cometemos errores, incluidos los que dicen o como mínimo parecen pensar que nunca los cometen. Y que conste que esta vez no estoy hablando de Eberhard Grosske, quien, todo hay que decirlo, a veces me sorprendió gratamente para bien. Pero sólo algunas veces, ya digo, que con él no conviene tampoco nunca exagerar. ¿Que hubo cosas que se pudieron haber hecho mejor o de otra manera? Muy posiblemente. ¿Que faltó más diálogo con el partido mayoritario? Me temo, ay, que así fue, sí. Pero también creo que hay cosas que hoy están mejor o mucho mejor que hace cuatro años, del mismo modo que con el equipo de Catalina Cirer había cosas que en 2007 estaban mejor o mucho mejor que antes de su llegada al gobierno municipal. “Cuando dentro de muchos años, los ‘duendes’ sean ya muy viejecitos y miren hacia atrás, estoy seguro de que recordarán que a principios del siglo XXI hubo una vez en Palma dos alcaldesas y dos equipos que, a pesar de sus muchas diferencias, tuvieron un único y hermoso sueño común: hacer para todos y todas una ciudad mejor”. Así concluían aquellos ‘duendes’ de hace cuatro años. Así creo que deben de concluir también estos digitales de hoy.

Acerca del autor

admin

Otras entradas por

Sitio web del autor

24

05 2011

4 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Maria #
    1

    Per jo també ha estat una bona Batlessa. El model de ciutat (llevat del Palau de Congressos) que projectava n’Aina m’agradava molt. Considero que és un error imperdonable que n’Isern vulgui despeatonalitzar Blanquerna o tirar enrere Corea…
    Tornant a la Batlessa, crec que n’Aina és una gran persona i professional. És coherent, educada, llesta, respetuosa…però no estic segura si això són qualitats de bon polític (al manco de la política actual). M’agrada molt que a l’article es comenti que els mitjans no han “ajudat” a difondre els projectes de l’equip de l’actual consistori de Palma.
    Sens dubte a nivell de comunicació no han sabut transmetre..I per cert per que a les valles publicitàries n’Aina Calvó pareixia el rei Baltasar?

  2. PAKA CORTES #
    2

    A sido una ruina para esta ciudad despilfarradora incomteente 1º emplo nada mas toma el poder al PUENTE DEL TREN lE faltaba un metro de barandilla pAra estar terminado, tengo las fotos, la Calvo hizo que una grua arancase toda la barandilla de obra y la sustituyo por otra muy parecida.. luego aranco el suelo termindo y lo sustituyo por otro parecido y luego lo inaguro,,, sin comentarios

  3. Lina #
    3

    Felicidades Aina y equipo lo has bien,ha seguir luchando pacificamente por esta ciudad! Palma

  4. focus #
    4

    Yo creo Josep que a veces se trata más de gobernar en el tiempo y el momento justo, y creo que ésta crisis no era para alcaldes o gobiernos que mirasen por ofrecer más espacios públicos,mejores horarios de los servicios públicos,carriles bici etc… más ocio.. no, ahora la cosa es seria,y toca soluciones encaminadas a que los ciudadanos tengan que pagar menos impuestos y todo lo que suponga llegar mejor a fin de mes,creo que el PP en éste sentido ha tenido una mejor visión de las preocupaciones y prioridades de la sociedad,otra cosa es que las vaya a cumplir,sinceramente creo que el PSOE tiene que ser más pracmático si quiere levantar el vuelo.La sociedad demanda trabajo y estabilidad y lo que no puede hacer un gobierno de izquierdas es traicionar a esa demanda