Duelo en Diablo

Cuando pensamos en el western, solemos pensar siempre en maestros y a la vez especialistas en el género como John Ford, Howard Hawks o Anthony Mann, aunque en esa lista de grandes realizadores podríamos incluir también, entre otros, los nombres de William A. Wellman, Robert Aldrich, John Sturges, Gordon Douglas, Henry Hathaway o Clint Eastwood. De hecho, en esa hipotética lista podríamos incluir aún muchos más nombres, pues muchos fueron los directores norteamericanos que, aunque sólo fuera puntualmente a lo largo de su carrera cinematográfica, rodaron alguna vez un western. Curiosamente, un nombre que no suele tenerse nunca en cuenta al hablar de películas del Oeste, es el de Ralph Nelson, autor de una de las películas que sin duda más me impactaron en mi infancia televisiva, en esa infancia de ‘Sábado cine’, ‘Sesión de tarde’ o ‘Sesión de noche’. Esa película era Duelo en Diablo, que todavía hoy me sigue pareciendo especialmente valiosa. Es muy difícil poder olvidar, por ejemplo, el inicio del filme, cuando aparecen los primeros títulos de crédito y vemos un espectacular zoom de retroceso aéreo que nos muestra las no menos espectaculares montañas de Utah, mientras de fondo escuchamos los primeros acordes de la banda sonora, obra del gran -y no siempre justamente valorado- Neal Hefti. El tema principal de la película es de una belleza y al mismo tiempo de una tristeza absolutamente desasosegante y desoladora, como si con cada nota se nos avanzase ya la terrible historia de enfrentamientos, odios y supervivencia que vamos a vivir a continuación, protagonizada por unos inolvidables James Garner, Sidney Poitier, Bibi Andersson, Dennis Weaver y Bill Travers. Duelo en Diablo, rodada en 1966, fue una de las primeras películas del Oeste en las que no quedaba del todo claro quiénes eran los buenos y quiénes los malos, o, mejor dicho, una historia en la que veíamos que no todos los rostros pálidos eran buenos y que no todos los indios eran malos, una película en la que algunos de los personajes protagonistas fallecían a lo largo de la película, lo cual era también entonces casi una novedad. Recuerdo que cuando era niño, solía ver la mayoría de westerns como un divertimento, sin ser del todo consciente de lo que significaban la violencia, las pistolas, el matar y el morir. Yo mismo, como otros muchos niños de mi época, jugaba de vez en cuando a indios y vaqueros, con mi estrella de Sheriff y mi pistola plateada de juguete. Gracias a este muy notable filme de Ralph Nelson y, por supuesto, a los de algunos de los grandes directores antes mencionados, algo cambió seguramente en nuestra manera de ver las películas del Oeste, porque empezamos a ser conscientes de lo que significaban la muerte, la pérdida, el dolor y el sufrimiento, y también del inmenso valor de la honestidad, el comportamiento ético, la lealtad y el respeto a la ley. En mi lista de películas favoritas, aún ahora hay no pocas que son películas del Oeste, y por las razones que he explicado allí habrá siempre un lugar para Duelo en Diablo.  

Acerca del autor

admin

Otras entradas por

Sitio web del autor

07

09 2010

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. 1

    Esplendida cinta de un esplendido cineasta hoy olvidado llamado RALPH NELSON,autor de otro wenstern memorable SOLDADO AZUL(1970)COMO bien narra nuestro anfitrión el incio es realmente memorable y la musica de neal Hefti realmente impactante y novedosa tratandose de un wenstern,el racismo era un tema que le interesaba especialmente a RALPH NELSON-peliculas como TIC TIC TIC.la CONSPIRACIón o la citada SOLDAdo AZUL ,asi lo corroboran-en este caso,la mujer blanca que vuelve a su mundo y encima ha tenido un hijo con el hijo de un caudillo apache,la reacción talibanesca de los blancos esta muy bien retratada en la pelicula,los sentimientos de sometimiento y culpabilidad sobre la mujer no son exclusivos del mas retrogrado mundo musulman,aunque adquieran otras formas mas sutiles,el personaje de DENNIS WEAWER-comerciante y marido de la mujer-esta muy bien retratado,evoluciona del racismo mas primario-“una mujer blanca con dignidad se suicida antes de dejarse tocar por un piel roja”-pero va evolucionando-vease la escena en la que acoge al hijo habido de la relación entre el hijo del caudillo CHATA-john hoyt-y ella,el protagonista-el infravalorado James Garner-arrastra tambien odio y resentimiento contra el blanco que asesino a su esposa-recalcó lo de esposa,porque el,al contrario de lo que era habitual,si que contrajo matrimonio con ella-GARNER comprende perfectamente los sentimientos de la mujer,de hecho es la unica persona que la comprende,el honesto aunque estricto militar encarnado por BILL TRAVERS ve en el apache a un enemigo sanguinario e implacable,no a un ser humano y SYDNEY POITIER da vida a un exmilitar mas aficcionado al juego y la b uena vida que a la dura vida castense,aunque demostrará estar a la altura de las circunstancias cuando se requiera,no he tenido la suerte de contemplar esta magnifica cinta en la sala oscura de uno de aquellos cines de los sesenta,con la cortina descorriendose ,dando paso a la esplendida pantalla panoramica-magnifica fotografia de charles f wheeler,resaltando esos colores amarillentos del desierto de UTAH-siempre la he visto en pases televisivos,tanto en versión española como en versión catalana,via tv3,incluso la tuve grabada en video durante años,hasta que las cintas se fuerón rompiendo una a una,aun conservo muchas pero lo que ya no conservó es el video,que tantos buenos ratos me hizo pasar durante 19 años,en fin DUELO EN DIABLO y RALPH NELSON,pelicula y cineasta a revisar