Bienvenido, míster Rajoy

Cada vez que el bueno de Mariano Rajoy viene a la isla yo me alegro, aunque no sé si él debe de alegrarse también tanto cuando nos visita, sobre todo pensando en lo que han sido los tres últimos años, en los que prácticamente todo han sido siempre problemas, y además de casi todos los tipos y colores posibles e imaginables, en el PP balear. Si a estos problemas sumamos los que en estos momentos hay también en su partido en Asturias, en Madrid o en la Comunidad Valenciana, yo creo que tendremos una explicación bastante plausible y aproximada de por qué la barba de Mariano Rajoy se va volviendo sin remedio cada vez más y más blanca. Aún me acuerdo, con una cierta nostalgia, de cuando su barba era completamente negra, en una época en la que además Mariano estaba casi siempre de buen humor y en la que se fumaba también sus buenos puros. Claro que entonces gobernaba José María Aznar, y, según repetía el propio presidente una y otra vez, España iba bien. Ahora todo ha cambiado, pues España -quién nos lo iba a decir entonces- va mal, realmente mal, unos dicen que por culpa de la crisis y otros que por culpa de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque muy posiblemente sea por ambas cosas a la vez. Así que a Zapatero le han acabado saliendo canas también, aunque hasta ahora no tantas como al líder de la oposición, que mañana viernes viene de nuevo a Palma, en este caso concreto para dar un mitin y para ratificar al bueno de José Ramón Bauzá como candidato popular a la Comunidad autónoma. Espero y deseo que mañana todo salga bien, y que la presencia de Rajoy sirva además para dar algo así como una especie de inyección de ánimo y de moral a un partido que ahora la necesita quizás más que nunca. Tal vez, quién sabe, incluso es posible que Rajoy y Carlos Delgado se acaben dando esta vez la mano, o tal vez hasta un sonoro abrazo, olvidando viejas diferencias y antiguas disputas por alguna que otra carta pidiendo la dimisión. Lo importante es que Mariano se vaya esta vez de Palma, como seguramente hizo hoy de Melilla, sin una sola cana más, algo que sería sin duda una muy buena señal, como también creo que sería igualmente muy importante que a José Ramón Bauzá no le empiecen justo ahora a salir. Aunque siempre pueda acabar recurriendo, si al final las cosas no se arreglasen del todo con Jaume Font, al photoshop, a cambiar de look o a Grecian 2000.

Acerca del autor

admin

Otras entradas por

Sitio web del autor

16

09 2010

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. tofol #
    1

    Yo creo que lo mejor seria que Rajoy se retire del frente, y pongan a alguien joven y con menos pinta de abuelete, ademas de haber sido ineficaz para controlar a sus vasallos de partido, como oposición ha demostrado no servir. De todas formas este partido mas le valdria disolverse, porque menuda pandilla de corruptos y espabilados!
    Eso por no hablar de sus ideas fascistas y retrogradas…