Jaume Matas tiene más amigos que yo

Suele decirse que quien tiene un amigo, tiene un tesoro, afirmación que en situaciones personales de especial dificultad debe de tener, seguramente, aún mucho mayor sentido. Me he acordado esta tarde de esa sentencia tras conocer que nuestro ex presidente autonómico, el popular Jaume Matas, tiene en estos momentos más de 40 amigos, bueno, al menos en Facebook, en donde acaba de abrir una página, aunque lo cierto es que yo siempre he desconfiado un poco de que los amigos que se proclaman como tales en esta red social o en otras lo sean efectivamente o lo acaben siendo finalmente de verdad. Quizás sea porque aquí me vence a veces mi punto un poco misántropo o porque siempre he creído que los amigos de verdad, en Facebook o fuera de Facebook, casi siempre se pueden contar sólo con los dedos de una mano, y añadiría que normalmente nos suelen sobrar además varios dedos de esa misma mano. En cualquier caso, entre esos autoproclamados amigos de Jaume Matas no debe de encontrarse, muy posiblemente, la señora que hace unos días le insultó en el aeropuerto de Barajas, ni tampoco nadie de la Fiscalía Anticorrupción ni, por supuesto, el juez José Castro, quien, a tenor de cómo redacta los autos del “caso Palma Arena”, debe de pensar que, en realidad, lo más correcto sería invertir los términos del citado refrán y decir, más bien, que “quien tiene un tesoro, tiene un amigo”. Siguiendo con mis cábalas, pienso que entre los mencionados amigos de Matas en Facebook, seguramente no debe de haber tampoco ninguno de los periodistas que durante años enaltecieron y jalearon sin medida ni contención al ex líder popular para, de la noche a la mañana, pasar a condenarle y a crucificarle luego sin la más mínima piedad ni compasión. Es también muy poco probable que entre esos amigos se encuentren militantes o votantes del PP que en algún momento depositaron su confianza en Jaume Matas, o alguno de los ex altos cargos imputados en estos momentos en casos de presunta corrupción. ¿Quiénes deben de ser, pues, esos nuevos amigos de Matas? Lo desconozco, pero lo cierto es que me gusta que los tenga -y lo digo en este caso sin el más mínimo asomo de ironía-, porque sabernos de verdad queridos, sobre todo en los momentos en que nos podemos sentir más abandonados, olvidados o solos, puede contribuir a que intentemos esforzarnos por ser cada día un poco mejores. Las amistades de conveniencia, que en el mundo de la política y en del periodismo suelen ser la gran mayoría, por no decir casi todas, ni suelen ser amistades ni, a la larga, suelen resultar tampoco nada convenientes, sino todo lo contrario. Esta sería mi primera gran conclusión, y la segunda sería que es posible que ustedes tengan muchos más amigos que Jaume Matas en Facebook, aunque lo que sí es seguro de verdad es que, al menos en Internet, él tiene ya muchos más amigos que yo.

Acerca del autor

admin

Otras entradas por

Sitio web del autor

22

07 2010

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Uno sin amistades, ni conocidos como muchos otros #
    1

    D. Josep, creo que se ha olvidado a usted un amigo del matas ese, el TOMEU. Y lo digo solo por lo que yo interpreté de las trascripciones de la guardia civil que se publicaron en relación a las llamadas efectuadas al señor ese Tomeu, que creo también se publicaba como que era el fiscal jefe de Baleares. No sé si es correcta mi memoria y si se puede entender como amistad el titular que creo decía: “TOMEU, NO ME TOREES” y digo amistad, porque yo no tengo “balls” de decirle esto ni a mi parienta, si yo le dijera xxx, no me torees de la torta que me da (o peor) me manda a la madre o a sus tres hermanos pero cagando leches antes de colgar.