Perdidos en el espacio

Quienes éramos niños en los años sesenta y setenta, solemos recordar de vez en cuando con nuestros familiares o con alguna persona amiga las series y programas de televisión que veíamos entonces, y solemos comentar también cuáles eran nuestros espacios favoritos. En este sentido, a veces hay coincidencia en los gustos y otras no la hay, como en casi todo en nuestras vidas. Personalmente, podría recordar ahora muchas series, pero sin duda en el grupo de las que más me gustaban se encontraban las de ciencia-ficción, y en concreto cuatro, Perdidos en el espacio, Star Trek, Espacio 1999 y Galactica. A ellas añadiría una serie que me encantaba, que estaba hecha únicamente con marionetas, que se llamaba Guardianes del espacio. Así crecimos muchos niños y niñas de mi generación, viajando a través de las estrellas gracias a la ficción televisiva, descubriendo planetas extraños y remotos, tomando contacto con civilizaciones pacíficas o con otras especialmente guerreras. Crecimos con el robot B-9, que a mí me daba un poquito de miedo y que casi siempre nos anunciaba “¡peligro!”, y crecimos también con la nave interestelar Enterprise y con su teletransportador y con Kirk y con Spock, y con la base lunar Alfa y las naves Àguila y con Maya, que se podía transformar de inmediato en cualquier ser viviente, y con Rescate Internacional y con los Thunderbirds, y con los Borg y los Cylon, y con el poder de los rayos láser, y con decenas de historias que, de forma a veces casi inconsciente, nos ayudaban a entender un poco mejor lo que era justo y lo que no lo era, lo que estaba bien y lo que estaba mal, lo que había que hacer en los momentos realmente difíciles y lo que no. Seguramente, muchos de nosotros soñamos entonces con poder compartir algunas de las aventuras que vivían nuestros héroes televisivos, con poder viajar a través de las galaxias y descubrir otros mundos y otros seres lejanos. Gracias a las reposiciones, a Youtube o a la edición en DVD, es posible recordar de nuevo ahora todas esas series o algunas otras que igualmente nos gustaron, y es también ahora cuando quizás nos damos cuenta de que también nosotros mismos y todos los seres humanos, estemos donde estemos y hagamos lo que hagamos, nos encontramos también siempre, como nuestros viejos héroes, enfrentados a diversos peligros y a decisiones difíciles de todo tipo, e irremediablemente perdidos en el espacio.

Acerca del autor

admin

Otras entradas por

Sitio web del autor

06

05 2010

La publicación de comentarios está cerrada.