Deseos de enamorarse

Quizás la canción más conocida del muy interesante grupo de pop-rock norteamericano Plain White T’s sea Hey There Delilah, que es una balada muy romántica y muy hermosa que nos cuenta la historia de un amor juvenil o adolescente marcado por la distancia. Delilah está en Nueva York, y su enamorado a miles de kilómetros, seguramente en Illinois, de donde es originario dicho grupo, y al parecer tendrán que estar, además, un mínimo de dos años separados. La letra -y la música- de la canción es de verdad preciosa y a la vez muy sencilla, y sus imágenes o sus frases destilan la sinceridad de quien está de verdad enamorado, de quien siente con toda la intensidad posible la experiencia del primer amor, que no siempre ni necesariamente tiene que llegar o llega en la adolescencia. Algunas estrofas de esta canción me gustan muy especialmente, como “Times Square no puede brillar tanto como tú, juro que es verdad” o “No te preocupes por la distancia, estoy aquí si te sientes sola, escucha otra vez esta canción. Cierra los ojos. Estoy a tu lado”. O también, “Tendremos la vida que sabemos que deberíamos de tener” o “Si todas las canciones que te escribiese te dejasen sin aliento, te las escribiría todas, y aún te enamorarías más de mí”. Y a pesar de los miles de kilómetros que les separan, el solista de Plain White T’s le dice a su amada Delilah: “Por ti iría a pie si no hubiera otra forma de llegar”. Y más adelante también afirmará: “Sabemos que nadie siente lo que sentimos” y “El mundo nunca volverá a ser el mismo”, mientras va repitiendo una y otra vez el estribillo: “Ohhh, es lo que me haces sentir, ohhh, es lo que me haces sentir”. En los comentarios a Hey There Delilah que podemos leer en Youtube hay uno con el que me sentí plenamente identificado, que decía que escuchando esta canción daban ganas de enamorarse. No creo de verdad que puedan existir elogios realmente mucho mejores cuando uno quiere hacer una valoración super positiva de una canción de amor. Los obstáculos para que los dos jóvenes protagonistas de esta bellísima canción puedan llegar a estar algún día finalmente juntos parecen ser inmensos, pero en lo más profundo de sus corazones sienten ambos que un día tendrán la vida que saben que deberían de tener, esa misma vida que todos nosotros alguna vez seguramente también soñamos, aunque quizás al final sólo la podamos llegar a vivir a través de una canción de amor adolescente marcada por la distancia, y llena por ello de romanticismo y de pasión, entre Illinois y Nueva York.

Acerca del autor

admin

Otras entradas por

Sitio web del autor

09

04 2010

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Tu Admiradora #
    1

    Como bien dices, el amor no conoce de distancias ni de otros impedimentos, el corazón elige indiscriminadamente y por ello se equivoca en muchas ocasiones y ahí quedan el dolor, la angustia y los sueños, por que el amor verdadero no atiende a razones.