El pasado más oscuro

En estos últimos días, hemos leído titulares muy parecidos que hacían referencia a la situación política que se está viviendo en estos momentos en Palma, titulares que, de algún modo, podrían resumirse en uno igual o muy parecido a éste: “El PP prepara una moción de censura en Cort”. Y como es cierto que en un titular nunca se puede expresar todo, y ni siquiera tampoco en una información, yo creo que en ocasiones así estaría muy bien poder poner un pequeño arterisco junto al titular, que nos remitiera a una nota a pie de página contextualizadora o aclaratoria, que si en este caso pudiera ser escrita por mí, podría decir algo así como: “José María Rodríguez y los ‘rodriguistas’, que no el PP, que parece igual pero -gracias a Dios- no es lo mismo, están preparando una moción de censura en Cort, a espaldas, aunque quizás sólo para querer darnos una pequeña sorpresa a todos, de la mayor parte de ediles del Grupo Municipal Popular, y, por tanto, también de la ciudadanía, e incluso de la actual dirección insular, que no local, de UM, filtrando de forma interesada -aunque muy discreta y elegantemente, eso sí- noticias a unos medios para desmentirlas o matizarlas al día siguiente o incluso el mismo día en otros, y viceversa, algo que no parece importar tampoco demasiado a buena parte de nuestra querida y muy amada profesión periodística, que, por otra parte, y ya dispuestos a ser por una vez y sin que sirva de precedente absolutamente sinceros, muchas veces parece estar más preocupada por la posibilidad de conseguir una exclusiva que no por el modo en cómo se haya podido lograr o por quién haya podido ser la persona que la haya pasado, pequeño detalle que quizás deberíamos intentar tener un poco más en cuenta, sobre todo en determinados casos y cuando tan a menudo los periodistas nos ponemos más estupendos que George Clooney, metafóricamente hablando, claro, escribiendo de ética, y opinando, y dando lecciones de moralidad a todo el mundo, empezando, ay, por la clase política. Otro detalle que quizás convendría también tener en cuenta debería ser que Catalina Cirer encabezaba la lista de Cort por el PP en 2007 y que aún es regidora, por lo que si uno cree de verdad en la democracia -algo que en el caso de Rodríguez yo muy humilde y presuntamente pondría en duda-, debería ser Cirer la candidata en esa hipotética moción de censura, lo que no ocurrirá, porque todos sabemos que Cirer no quiso en 2003 que Rodríguez formase parte de su lista, y no creo que sólo fuera porque durante un tiempo, siendo teniente de alcalde, no pagaba las multas que el propio Ayuntamiento le imponía. Como esta quiere ser una nota a pie de página ponderada y justa, también hay que destacar las virtudes de Rodríguez, que sin duda las tiene, como que desde hace años trabaja desde muy temprano, incluso desde antes de las ocho, en su despacho, haciendo o recibiendo llamadas telefónicas, o que sabe canalizar muy bien el resentimiento, la ambición sin límites o la mediocridad de muchas de las personas que le rodean, sentimientos que él ayuda a dirigir hacia otras personas, para que así no se pierdan, del modo que sea y cuando haga falta. Aquí sí que de verdad me descubro ante su gran conocimiento de la condición humana. Además, no hay que olvidar que fue nada menos que secretario general del PP balear, cuando el presidente era Jaume Matas, y que ahora es el presidente de la Junta Territorial de Palma, aunque sólo sea, también es cierto, con sólo el voto de uno de cada cuatro afiliados. Por no hablar de su rebeldía, casi como la de James Dean, casi, pues ni la dirección nacional ni la regional querían que volviera a presentarse para dicho cargo, creo que tampoco no sólo por el asunto aquel de las multas, y él se presentó, y aquí está, tal cual, como siempre, esta vez preparando una moción de censura”. Como hipotética nota a pie de página, es posible que este escrito me quedase, tal vez, un poquito largo, así que dicha nota podría ser, en realidad, otro titular: “Los ‘duendes’ no quieren o no quisieran que el pasado más oscuro regrese a la ciudad”, aunque debo reconocer que esa terrorífica referencia a la oscuridad y a algo que yo ingenuamente creí ya para siempre superado a partir de 2003 en Cort, no es mía, sino de quien en estos momentos es aún la legítima alcaldesa de Palma.

Acerca del autor

admin

Otras entradas por

Sitio web del autor

21

02 2010

La publicación de comentarios está cerrada.